orden en casa

 

Con el tiempo vamos acumulando pertenencias, por más que intentemos evitarlo. Esto se va convirtiendo en un problema en casa, donde cada vez cuesta más trabajo mantener el orden. En este post te ayudo con sencillos consejos a organizar tu hogar con excelentes soluciones de almacenaje. ¡Un buen plan para aprovechar algún día libre en el verano!

 

El orden es un aspecto fundamental que se debe tener en cuenta a la hora de realizar un proyecto de interiorismo, especialmente si se trata de una vivienda pequeña. Antes de empezar a plantear soluciones al cliente me gusta conocer más sobre él, el ritmo de vida que lleva, sus gustos, preferencias… Y en base a ello se define una propuesta.

 

Una vez se ha desarrollado el trabajo llega una tarea importante: el  orden, la asignatura pendiente de muchas personas. Existen métodos y fórmulas que pueden ayudarte a mantenerlo todo en su lugar y me gustaría compartir con vosotros uno de ellos, el de Marie Kondo. Marie es consultora, autora de un best seller del que se han vendido millones de ejemplares, ‘La magia del orden’, y en este expone tres claves para darle un giro no solo a tu vivienda, a tus armarios y cajoneras, sino a tu vida. “Cuando experimentes lo que es tener una casa realmente ordenada, sentirás cómo se ilumina todo tu mundo”, señala Kondo.

 

Toma nota, ya que voy a enumerarte los pasos más importantes a seguir en este método:

 

  1. Eliminar aquello que realmente no necesitas. ¿Cómo? Reúne en un mismo espacio todos los objetos, artículos y prendas que se puedan incluir en una misma categoría. Marie anima a agruparlos de la siguiente manera y por este orden, según nivel de dificultad ascendente que conlleva cada una: ropa, libros, papeles, objetos varios, objetos sentimentales.

Cuando ya está todo vamos a darnos cuenta, en primer lugar, de lo mucho que se acumula. Verás hasta que tienes utensilios repetidos… ¿Cuántas veces no has ido a comprar pilas porque no encontrabas unas en casa y al poco tiempo han aparecido esas que buscabas? Pues bien. Hay que apartar y guardar en cajas o bolsas lo que no necesitamos. Seguro hay ropa que hace años que no te pones, libros que adquiriste hace tiempo y que no has vuelto a abrir –y sabes que no lo harás jamás! Pues sin piedad y con decisión déjalos a un lado. Así hasta que te quedes con lo imprescindible.

 

 

  1. Guardar lo que vamos a mantener. De todo esto saldrá aquello que sí queremos conservar, bien por utilidad o por el posible valor emocional que tenga. Marie Kondo aconseja quedarnos únicamente con lo que nos hace feliz y para ello su truco es tomar en las manos cada uno de los objetos que tengamos ante nosotros, sentir su energía y preguntarnos: ¿Nos hace felices? Si la respuesta es sí, seguirá en casa. Si por el contrario decimos un ‘no’ rotundo, ya sabéis que eso va para fuera.

Marie enseña también formas para doblar la ropa y maneras de almacenar utensilios, como podéis ver en este vídeo. Desde luego la muchacha transmite muchísima paz y tranquilidad, esa que ella dice que se consigue una vez conseguimos poner cada cosa en su sitio. “Las habilidades que construyes cuando aprendes a ordenar tu casa pueden influir en el resto de tu vida de muchas formas positivas”, explicó en una entrevista publicada hace un tiempo en el diario El País.

 

 

  1. Ejecutar esta ‘limpia’ de una vez. Si alargamos en el tiempo este trabajo de purga al final se nos puede hacer muy pesado y llega el momento en el que decidimos abandonar. Lo mejor es tener claro el objetivo y hacerlo cuanto antes. Una vez consigas que tu casa esté en orden el mantenimiento es más sencillo y llevadero, pues según Marie hace que cambies tu forma de ver las cosas y de percibir la vida y los objetos. A partir de ahora puede que seas más selectivo a la hora de comprar algo en concreto. Te preguntarás si realmente lo usarás, si lo necesita… Si te hace feliz. ¡Ahí está la respuesta!

 

El método Kondo es sencillo y ha conseguido muy buena ‘prensa’, todo el mundo habla de él, pero no es el único, ¿eh? Otro que resulta muy interesante es el que se centra en nuestro vestidor. Esto es algo muy a tener en cuenta para quienes residen en viviendas pequeñas o en coquetos apartamentos, aquellas personas con problemas de espacio. Lo que sugieren es seleccionar 33 prendas para tres meses. Es decir, 33 piezas para cada temporada. La verdad es que es una propuesta sugerente, original y que puede suponer un reto. Ahora que encaramos el otoño puede ser un momento perfecto para, por qué no, probar y ver si somos capaces de ello. Os dejo su web por si queréis más información: proyecto333.org.

 

¡Muchas gracias por leerme! Os invito a compartir vuestras experiencias y consejos en el tema del orden en casa, y porqué no, a realizar cualquier pregunta que os surja a través de la sección de comentarios del blog. ¡Estaré encantada de responderos!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit