Utilizar elementos decorativos en exceso NO es decorar… Y es precisamente este error el que muchas veces arruina la vista de un lugar. Recuerda siempre que “menos es más”. En este post te daré algunos trucos con los elementos decorativos más comunes; con estos sencillos cambios verás resultados sumamente agradables a la vista.

 

Cuidado con exagerar en la decoración…

Hay que tener cuidado para no caer en la exageración y que saturemos las estancias con numerosos cuadros, fotos de familia, figuritas, objetos decorativos, recuerdos de viajes que hayamos realizado, etc. Si la idea es encontrar la serenidad y un lugar cómodo, hay que saber seleccionar lo que realmente queremos tener a la vista y que además se trate de objetos que en cierta medida se complementen, que no sean piezas totalmente inconexas unas con otras.

 

 

Piensa en el “Efecto Positivo”

Se cae en el error de intentar colocar lienzos, láminas y espejos cuanto más altos mejor y es un error. Generan cierta incomodidad y se pierde perspectiva. Lo normal es que estén colgados a una altura razonable. A modo de referencia podemos recomendar tomar como referencia un soporte visual –sofá, cómoda, mesa de noche, aparador– y situarlo entre 15 y 20 cm por encima de este.

Para conseguir el llamado EFECTO ‘EXPOSITIVO’ elige una pared que esté desnuda y coloca cuadros o espejos de mismo o diferente tamaño y el resultado suele ser muy atractivo. Para no caer en la monotonía, está bien optar por motivos decorativos variados para las diferentes estancias: lienzos o pinturas, fotografías, láminas, papel pintado incluso, espejos.

 

 

No te olvides de las alfombras.

Otro de los elementos claves para lograr un efecto “acogedor” son sin duda las alfombras.

La medida ideal dependerá el hueco a cubrir. Para ello, ya sabéis, ¡cinta métrica! Mide el espacio donde la vas a colocar, teniendo en cuenta que si es para el área del sofá, está bien que al menos cubra desde las patas exteriores del mueble. Si se utilizará para la parte de comedor, debe poder recoger tanto la mesa como las sillas un poco separados, para cuando haya invitados y la utilicemos para comer. En cuanto al diseño, no olvides que debe ir en consonancia con el estilo de la habitación, pero de ello hablaré mucho más a fondo en un siguiente post.

 

 

Hoy solo hemos abordado 3 sencillos trucos que, como te lo he dicho en un inicio, pueden marcar una diferencia enorme en la decoración de tu hogar. Prueba con estos pequeños cambios la próxima vez que destines un tiempo a los detalles del hogar y cuéntame tus experiencias aquí en el blog.

¡Muchas gracias por leerme! Os invito a compartir vuestras experiencias y consejos en el tema del orden en casa, y porqué no, a realizar cualquier pregunta que os surja a través de la sección de comentarios. ¡Estaré encantada de responderos!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

clear formSubmit